Como Manejas las “Aguas Turbulentas”?

por admin el 13 octubre 2010

HUna imagen que me parece muy útil y que me ha servido por mucho tiempo es la que hace referencia a que el marinero experto no se forma en las aguas calmadas, sino en las aguas turbulentas. Sin embargo, muchas veces anhelamos estar en aguas tranquilas y cálidas. En el fondo lo que buscamos es alejarnos del dolor porque no estamos entrenados para manejarlo. Y es que en los momentos de “turbulencia” surgen tres grandes emociones que no queremos sentir:
1) La tristeza, porque dejamos una situación de estabilidad conocida;
2) La rabia, porque alguien o algo nos sacó de la zona de confort;
3) El miedo, el más peligroso de todos, porque no sabemos hacia dónde vamos.
Es normal que estas tres emociones existan, a pesar de que no nos guste experimentarlas. La buena noticia es que se puede aprender a manejarlas y quien lo haga, ganará mucha calidad de vida.

Eduardo Martí

{ 8 comentarios… leer a continuación o añadir uno }

Ana Muniz octubre 13, 2010 a las 8:42

Realmente interesante. En realidad nosotros vivimos en una area de confort y cuando nos toca salir es cuando realmente sentimos miedo a lo desconocido, sin saber que a veces lo desconocido puede ser muy conocido y provechoso. Gracias por su inspiracion.

Responder

Doris Lida octubre 13, 2010 a las 8:51

Este comentario me hizo reflexionar y tiene mucha razon Eduardo Marti, siempre queremos estar en zonas muy tranquilas, eso era lo que yo estaba buscando sin darme cuenta y queria retirarme de una gestión que estoy desempeñando este momento, ahora me doy cuenta que la turbulencia que existe me exigira buscar nuevas estrategias por lo tanto, me estare preparando para enfrentar cualquier advercidad y lo mas importante tendre mayor seguridad en mi misma.

Muchas gracias Eduardo un abrazo y que Dios te bendiga.

Doris Lida

Responder

yesenia hernandez octubre 13, 2010 a las 10:54

Es cierto, a veces es necesario ser golpeados para poder crecer y alcanzar un poco más de madures, y así poder manejar lo que se nos presente y de esta manera alcanzar lo que realmente anhelamos, es bueno ser estremecidos y darnos cuenta que es la hora de ocupar otro nivel, porque éste ya nos queda chico.

Responder

Luisa octubre 13, 2010 a las 11:04

Excelente Editorial! En efecto es así en especial cuando estás situaciones se presentan en nuestra vida personal, y por no saber manejar nuestras emociones terminamos incluso afectando nuestras labores o viceversa.
En definitiva, la tristeza, la rabia, y el miedo, son necesarios para que también podamos apreciar el resto de las emociones tan valederas como estás… La inteligencia emocional es el proceso a seguir de acá en adelante para potenciar nuestro éxito profesional, claro ésta de la mano con otra serie de herramientas de valor.

Responder

Jorge octubre 13, 2010 a las 16:44

Si estamos en aguas tranquila y calmadas y estamos bien en ellas creo que sería bueno, pero en la vida real pienso que esas aguas tranquilas y calmadas podemos confundirlas o autoengañarnos con el conformismo y con la influencisa de la tristeza, la rabia y el miedo no nos atrevemos a cambiar nuestra realidad o a luchar por un futuro mejor, pero a veces, a la fuerza nos encontramos en aguas turbulentas y eso nos demuestra que nuestras capacidades son mucho más de lo pensabamos. así que controlar estas emociones nos permeten avanzar, y nos ayudan a controlarlas es la confianza en nosotros mismos, la planificación, el apoyo y entre otras que se ganan con la experiencia y paciencia.

Responder

carlos aguilar octubre 13, 2010 a las 18:08

como decimos aca en Guayaquil Ecuador la plena estas palabras son las que uno tiene que tener presente cuando tiene un problema lo que pasa que cuando uno esta con coraje se olvida de todo y explota muy bonito mensaje felicidades y que tengan mucho exito

Responder

Alba octubre 13, 2010 a las 18:11

Justamente hoy, hace un momento, me toco presenciar el ultimo rescate de los 33 mineros chilenos y precisamente, estaba leyendo la editorial de “Como manejas las aguas turbulentas” de Eduardo Martí y me pareció el articulo muy “adoc” a la situacion de Chile, considero que en lo que vivieron los mineros chilenos se hicieron presente las tres emociones: tristeza, rabia y miedo, pero no me cabe la menor duda, que aprendieron a manejarlas y despues de esta experiencia tendran una vida distinta.

Responder

Andreu octubre 13, 2010 a las 23:43

Totalmente de acuerdo. Cualquiera de estas emociones, no necesariamente las tres juntas, que nos domine evita nuestra claridad de pensamiento y, por tanto, limita nuestra capacidad para resolver favorablemente el enfrentamiento a tomar decisiones. Gracias por tu claridad y acierto en la exposicion.

Responder

Déjanos tus comentarios

Previous post:

Next post: